Descripción de los impactos más significativos en la biodiversidad de áreas protegidas o áreas de alto valor en términos de diversidad biológica no protegidas derivados de las actividades, productos y los servicios

Aplicar la jerarquía de mitigación de los potenciales impactos sobre la biodiversidad es fundamental para nosotros. En Repsol hemos sido la primera Compañía Oil & Gas en aplicar la metodología IPIECA BES Management Ladder, utilizada para analizar la situación actual de los activos y proyectos de Exploración y Producción existentes e identificar los próximos pasos a realizar. Esta metodología se basa en el estudio de las siguientes áreas: Integración de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos en la gestión del negocio, involucración de los grupos de interés, construcción de una línea base de biodiversidad, identificación y gestión de los impactos potenciales y selección de indicadores.

En esta línea, uno de los artículos presentados al congreso de medio ambiente y seguridad del SPE (www.spe.org/events/hse/2016) está relacionado con el análisis de la IPIECA BES Management Ladder y su implementación en nuestros activos de Exploración y Producción, aportando un claro caso de estudio de aplicación de buenas prácticas.

En el caso concreto del negocio de Exploración y Producción, los potenciales impactos se pueden producir a lo largo de todo el ciclo de vida de las actividades. Con el fin de realizar una valoración de los mismos, identificamos tanto los directos (por ejemplo: molestias a la fauna, fragmentación del hábitat, modificación del paisaje y de la hidrología, contaminación de suelos y recursos hídricos) como los indirectos (impactos asociados a la apertura de vías de acceso en áreas remotas, la introducción accidental de especies invasoras o cambios en la estructura socioeconómica local) ya que podrían suponer una amenaza para la biodiversidad.